web analytics
W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

¿De dónde salió la riqueza del clan Ben Laden?

Foto de familia

Foto de familia

Los Ben Laden amasaron su fortuna mediante un acuerdo secreto con la familia saudí reinante en Arabia Saudita. Esa es la teoría conspirativa que vamos a analizar

Arabia Saudí está gobernada por la Casa de Saud. El origen de la riqueza del clan Ben Laden está histórica y económicamente ligado a la Casa de Saud. Esta relación se ha desarrollado de un modo simbiótico.

La familia Ben Laden y la Casa de Saud conspiran continuamente para aumentar la riqueza y el poder mutuos y luego quedarse entre las dos familias con los beneficios derivados del petróleo de Arabia Saudí. Se trataría, por tanto, de una asociación política y económica.

El padre de Osama, Sheikh Mohammed bin Oud Ben Laden, era un campesino de Yemen que nació alrededor de 1911. A comienzos de la década de 1920 abandonó su provincia natal, Hadramut, y final-mente se estableció en Hejaz, Arabia Saudí, en 1932.

Allí comenzó a trabajar en los muelles, pero más tarde creó una pequeña empresa dedicada a la construcción. El negocio prosperó hasta convertirse en una de las principales firmas constructoras de la región; de hecho, Ben Laden fue contratado para que construyera el primer palacio real en Jeddah. Los activos de la compañía crecieron tan de prisa que, en una ocasión, cuando el tesoro saudí tuvo aparentemente problemas de liquidez, acudieron a Ben Laden en busca de ayuda. Durante seis meses se hizo cargo de las nóminas de todos los funcionarios públicos del país. Poco después se hizo con los contratos para reconstruir varias de las mezquitas más importantes. Posteriormente, el grupo Ben Laden también fue recompensado con el contrato para recons-truir la mezquita de Al-Aqsa, en Jerusalén.

Los Ben Laden, astutamente, tenían ahora un campo de experien-cia que era a la vez altamente lucrativo y profundamente loable. La familia —que cuenta con alrededor de trescientos miembros— era muy popular entre los pobladores locales debido a su ilustre trabajo, durante el desarrollo del cual algunos de ellos habían establecido la-zos notablemente estrechos con el gobierno. En un momento deter-minado, Sheikh Mohammed combinaba las funciones de principal constructor nacional y comisionado nacional y se convirtió en el mi-nistro de Obras Públicas del rey Faisal. En su carácter de comisionado nacional era quien decidía a quién debían adjudicarse los contratos de ingeniería, de modo que se los adjudicaba a sí mismo. También se aseguró de que sus hijos frecuentasen a los hijos de la familia real, en-viando a varios de ellos a las mismas y exclusivas escuelas privadas, principalmente el Victoria College, en Alejandría, Egipto, pero tam-bién al Millfield College en Gran Bretaña.

Osama Ben Laden nació en 1957. Cuando su padre murió, once años más tarde, al estrellarse el helicóptero en el que viajaba, a su funeral asistieron más de diez mil personas y, poco después, el rey Faisal reunió al clan y les informó que colocaba la compañía bajo mandato real. Ahora la empresa sería controlada por un comité designado por el rey y el consejo estaría integrado fundamentalmente por miembros de ambas familias. Los hijos varones recibieron su herencia, y se calcula que Osama se hizo con alrededor de treinta millones de dólares.

La compañía continuó su expansión bajo el nombre de Ben Laden Brothers for Contracting and Industry. Los contratos nacionales no eran adjudicados jamás mediante licitación pública, sino a través de una notificación oficial emitida directamente por el tesorero jefe de la Casa de Saud. Cualquier publicidad suponía la inmediata cancela-ción del contrato y, por lo tanto, todo acuerdo de negocios estaba ro-deado del más absoluto secreto. Fue en esta etapa cuando el grupo Ben Laden consiguió su contrato más lucrativo y se convirtió en el in-termediario oficial de armas entre Riad y Occidente. El grupo fue elegido asimismo para representar las marcas Audi y Porsche en Arabia Saudí.

Los Ben Laden estaban tan comprometidos en los asuntos de la Casa de Saud que se convirtieron en los mentores de los hijos de la casa real en materia económica y de negocios. Dos príncipes en particular, Mohammed bin Fahd y Saud bin Nayef, fueron introducidos en los pormenores de las finanzas internacionales por los Ben Laden, y ahora las dos familias comparten intereses dominantes en los consejos de dirección de muchos conglomerados extranjeros basa-dos en el petróleo.

En noviembre de 1979, la compañía constructora de los Ben Laden tenía el contrato exclusivo para efectuar reparaciones en el Palacio Sagrado y, por lo tanto, eran los únicos que disponían de planos arquitectónicos y técnicos del lugar más sagrado del islam. Cuando la mezquita fue tomada por un grupo de terroristas, la policía utilizó los planos de los Ben Laden para encontrar túneles secretos que conducían a los sótanos. Poco después, Mahrous Ben La-den fue arrestado, ya que existían pruebas que lo relacionaban direc-tamente con los terroristas. Los servicios secretos saudíes, no obstan-te, lo declararon inocente de todos los cargos y actualmente Mahrous dirige la oficina del grupo Ben Laden en Medina.

El grupo Ben Laden reconstruyó extensas zonas de Beirut y man-tiene oficinas en Londres y Ginebra. En 1980, Salem Ben Laden, que había participado en muchos de los acuerdos de la compañía relacionados con el comercio de armas, acudió a una reunión celebrada en París entre iraníes y estadounidenses. En 1988, Salem murió como consecuencia de un misterioso accidente aéreo ocurrido en Texas. Los Ben Laden tienen también una oficina en las Antillas Holandesas que, en colaboración con varias compañías estadounidenses, fue re-compensada con muchos de los proyectos de reconstrucción en Kuwait una vez concluida la primera guerra del Golfo.

Conclusión

El poder y la riqueza que poseen la Casa de Saud y el grupo Ben Laden están íntimamente ligados. Las dos familias dependen una de la otra para mantener y promover sus tratos económicos a través de los medios que sean necesarios. Y es un mandato imperativo que ninguna de las dos partes haga público este hecho.
Parece, por tanto, que nos encontramos ante un hecho bastante cercano a la verdad aunque probablemente exagerado.

Share

300x260 [Site Wide - Sidebar]

© 2017 Conspiración. All Rights Reserved. Log in - Designed by Gabfire Themes