web analytics
W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

El asesinato de Mahatma Gandhi. ¿Una conspiración?

Mohandas Karamchand Gandhi

Resulta una tremenda  ironía  que el más famoso y efi­caz defensor del cambio político no violento en el siglo xx —y tal vez de toda la historia de la humanidad— cayese abatido por las balas de un asesino. O quizás no tan irónico, sino perfectamente comprensible conociendo la naturaleza humana.

Desde su asesinato a manos de un fanático indio en 1948, Mohan­das Karamchand Gandhi ha sido elevado a una especie de santidad. Su modelo de satyagraha, de protesta no violenta, a través de una tác­tica que incluía la resistencia pasiva y la huelga de hambre, consi­guió poner fin a la dominación colonial británica en la India, consi­derada alguna vez como la «joya de la corona» del Imperio británico. Gandhi inspiró movimientos de protesta en todo el mundo y tam­bién a generaciones de activistas democráticos y antirracistas, inclu­yendo a Martin Luther King y Nelson Mándela.

Descendiente de una familia burguesa co­merciante, Ghandi entró en la Universidad de Londres a los diecinueve años para estudiar Derecho. Después de ser admitido en el cuerpo de abogados británico, una firma india lo envió a Sudáfri­ca, donde protestó por la discriminación legal y racial que sufrían los indios en ese país; fue arrestado cuando encabezaba una marcha de mineros indios.

Durante la primera guerra mundial, Gandhi regresó a la India, donde se unió al Congreso Nacional Indio y al movimiento por la in­dependencia. En las décadas de 1920 y 1930 atrajo la atención del mundo por su uso del ayuno y la desobediencia civil como formas de protesta, y por su participación en incidentes como la Marcha Dandi de 1930, cuando dirigió a miles de indios hasta el mar para que reco­giesen su propia sal en lugar de pagar el impuesto británico a ese condimento.

Sobre el impuesto de la sal habría mucho que hablar, pero en resumen se trata de prohibir a los indios que recojan o extraigan su propia sal para poder cobrarla a precios realmente abusivos y recaudar así un impuesto del que nadie podría librarse. Por ello, el hecho de extraer sal del mar io de cualquier yacimiento era considerado un delito gravísimo de contrabando y evasión de impuestos, lo que dejaba a lso más humildes expuestos a toda clase de enfermedades.

Una vez acabada la segunda guerra mundial, y después de la retirada británica de la India, Gandhi respondió a los sangrien­tos enfrentamientos entre indios y musulmanes amenazando con iniciar una huelga de hambre total a menos que cesase la violencia. Gandhi se oponía de forma terminante a cualquier plan que contem­plase la separación de la India en dos países. Sin embargo, el plan fue adoptado finalmente y se crearon una India seglar, pero de mayoría hindú, y un Pakistán islámico. El día de la transmisión de poderes, Gandhi no lo celebró, sino que lo vivió como un duelo.

La teoría de la conspiración sobre su muerte

La división de la India también sería responsable, indirectamente, de la muerte de Gandhi, ya que tanto su asesino, Nathu Ram Godse, como Madan Lal, quien había intentado matar a Gandhi con una bomba diez días antes, pertenecían al mismo grupo indio de dere­chas y clase alta que se oponía violentamente a la entrega de un Esta­do separado a los musulmanes y que, irracionalmente, culpaba de ello al propio Gandhi. De hecho, más que culparlo pro promover este desmán, lo culpaban por no haber hecho nada efectivo para evitarlo, lo que desde su punto de vista lo hacía responsable de la división por haberla consentido.

La bomba de Lal estalló en Birla House, en Nueva Delhi, donde Gandhi estaba presidiendo una reunión para orar, pero éste no se enteró de la explosión; Madan Lal fracasó en su intento de asesinato. Godse, el otro conspirador, acudió a otra de las reuniones convo­cadas por Gandhi para orar en la tarde del 30 de enero. Después de haber saludado al Mahatma, Godse extrajo una pistola semiauto­mática de entre sus ropas y, delante de cientos de testigos, disparó tres veces. Gandhi se desplomó inmediatamente pronunciando las palabras He Rama («Oh, Dios»). Godse fue juzgado, condenado y eje­cutado.

Conclusión:

Se trata efectivamente de una conspiración, pero no hay prueba alguna de participación exterior en este atentado. De hecho, no había particular interés para ello, desde nuestro punto de vista, ni en soviéticos ni en americanos. Los únicos posibles sospechosos serían los británicos y por simple venganza, pero no  hay prueba alguna de ello, ni indicios siquiera.

Se trata, pues, de una conjura política interior.

 

Share

El monolito espacial extraterrestre que vieron Gagarin y la NASA. Conspiración novelesca.

Módulo de mando del Apolo X

Según una curiosa y extraña teoría de la conspiración, un satélite alienígena fue avistado por los astronautas de la Apolo 10 y por Yuri Gagarin, de modo que se organizó una expedixciñón posterior  por parte de la NASA para recupeerarlo

En mayo de 1969, los astronautas de la misión Apolo 10, Tom Staf­ford, John Young y Eugene Cernan, viajaron a la luna en un «ensayo general» final para la misión de alunizaje de la Apolo 11. La tripula­ción de la Apolo 10 debía acercarse a unos cuantos cientos de metros de la superficie lunar, más cerca de lo que nunca había estado el hombre, registrando datos y examinando las posibles zonas de alu­nizaje para el siguiente e histórico vuelo espacial.

Stafford y Cernan descendieron hacia la superficie de la Luna en el módulo lunar mientras Young mantenía una órbita regular a 110 kilómetros de altura a bordo del módulo de mando, exactamente como lo harían los tripulantes de la Apolo 11 dos meses más tarde. Los astronautas se encontraron con numerosos problemas durante la misión, incluyendo la presencia de hidrógeno en el agua potable, un fallo en el mecanismo de cierre del módulo de mando y fallos inter­mitentes en las comunicaciones entre los módulos lunar y de mando y con el Centro Espacial, pero la misión se desarrolló prácticamente como se había previsto. Los astronautas entraron nuevamente en la atmósfera terrestre a la mayor velocidad desarrollada hasta ese mo­mento —casi 40.000 km/h— y la cápsula espacial impactó en aguas del Pacífico treinta y cinco segundos después del horario fijado.

Y esto es todo lo que oficialmente se sabe de la misión.

Sin embargo, el  encubrimiento y la opacidad que algunas personas creen que rodea la misión Apolo 10 incluye un satélite alienígena o una baliza de comunicacio­nes conocida como «el monolito». Se dice que la tripulación de la Apo­lo 10 se acercó a la baliza, del modo en que se describe en la obra de Arthur C. Clarke  El centinela (la novela cor­ta en la que Stanley Kubrick basó su famosa película 2001: Una odisea del espacio, en 1968), en una desviación clandestina del programa de la misión, para filmar y fotografiar el mensaje y el mapa estelar grabado en su superficie. Las señales de energía que emitía el monolito provo­caron varios fallos de funcionamiento eléctrico y afectaron de tal modo las comunicaciones a bordo de la Apolo 10, que estuvieron a punto de impedir que regresara a la Tierra. Este artefacto alienígena había sido observado también por el primer hombre en viajar al espa­cio, el cosmonauta soviético Yuri Gagarin, en 1961, y permaneció en órbita hasta 1972, cuando la NASA envió una lanzadera militar expe­rimental para recuperarlo y estudiarlo en un centro de investigación espacial ultrasecreto de Estados Unidos, en  nstalaciones situadas bajo el agua con cúpula al norte de Abaco, La más septentrional de las Islas Bahamas. RCA Corporation se encarga de que la investigación la experimentación, dice un tal Jesse .

Jesse dijo : ” Lo hicieron bajo el agua , después de ver gente cayendo como moscas. Pensaron que sería mejor [ la contención de los sospechosos del Monolito de emanaciones energía cósmica ] bajo el agua. ” Señaló que la baliza espacio ” tiene un sonido a él, como habla . También da origen a un espectáculo de luces. ”

“Ellos son ” postales de la llanta . Emiten la luz y las señales de tono , el envío de un lenguaje matemático. Puede haber cinco o más civilizaciones ET conlleva la creación de estos faros . ”
Entre los científicos que trabajaron en ella fueron el astrónomo famoso Dr. Carl Sagan, Ejército de los EE.UU. Comando de Inteligencia y Seguridad General William Stubblebine, (r) , asesor del Consejo Nacional de Seguridad Dr. Michael Wolf, Y una antigua división jefe de la CIA.

Todos los que habían prolongado el contacto físico con el Monolito tienen cáncer, dice Jesse .
” Y los que trataban de diseccionar el Monolito murió allí mismo en el acto. ”
Lo que no sabemos es de dónde pudo salir semejante idea.

Como cabría esperar, existen muy pocas pruebas que demuestren esta teoría. Gagarin murió en un accidente aéreo en 1968, el año ante­rior a la misión de la Apolo 10, y ninguno de los astronautas mencio­nó jamás la existencia de ese monolito. Los problemas que tuvo la Apolo 10 estaban relacionados más con pequeños fallos de funciona­miento y equipo defectuoso que con la interferencia causada por una fuente exterior. Aunque volvieron a entrar en la atmósfera terrestre a una velocidad nunca alcanzada antes por ningún vuelo Apolo, no existe ninguna razón para suponer que este hecho entrañara nada sospechoso, y el hecho de que cayeran al mar pocos segundos más tarde del tiempo previsto, que había sido meticulosamente planifica­do meses antes, significa que los astronautas no pudieron disponer de ningún tiempo extra para examinar un satélite alienígena.

Aun cuando hubiesen deseado acercarse al monolito, localizarlo en el espacio y maniobrar hacia él no habría estado al alcance de las limitadas capacidades de la nave Apolo, que sólo tenía que viajar a la Luna y regresar, sin ningún margen del diseño de la misión que le permitiese hacer algo más. En cuanto a la lanzadera militar experi­mental enviada por la NASA en 1972 para recuperar el monolito, pa­rece altamente improbable que, si una tecnología tan avanzada esta­ba disponible en Estados Unidos, la Apolo 17 realizara su peligroso viaje a la luna aquel mismo año utilizando sistemas idénticos a los que habían llevado todos los vuelos espaciales previos de la NASA. En cualquier caso, los observadores espaciales habrían avistado sin duda esa lanzadera cuando despegaba o regresaba a la Tierra, des­pués de haber cumplido su misión encubierta en el espacio.

La primera misión real de una lanzadera espacial, comandada por el astronauta de la Apolo 10 John Young, no se llevó a cabo hasta 1981, o sea nueve años después de la misión «secreta» de la lanzade­ra experimental. Nueve años de investigación, pruebas y experiencia operacional con una lanzadera militar habrían ayudado sin duda a superar los problemas que afectaron a la versión «civil» de alto perfil de la NASA.

CONCLUSIÓN

Es completamente factible que astronautas y cosmonautas pudieran haber visto partes desechables de nuestros propios cohetes o satéli­tes orbitando como «basura espacial». Sin embargo, esa basura espa­cial se convierte rápidamente en un «monolito alienígena» cuando los informes de los astronautas que dicen haber «visto algo» llegan a aquellas personas que realmente desean creer que ese objeto existe. La leyenda del monolito, aparentemente, le debe mucho más a la ciencia ficción que a los hechos históricos.

En el futuro seguiremos hablando de estos casos, pues al parecer, según las teorías conspirativas, en la luna se ha encontrado de todo: construcciones, una momia…

Share

El asesinato de Patrice Lumumba, o cómo destruir un país matando a un hombre

PATRICE LUMUMBA Nacido en 1925, Onalua, Congo belga Fallecido en 1961, Jadotville, provincia de Katanga. Era primer ministro de la República Democrática del Congo

Se trata de uno de estos casos realmente asquerosos en los que las sospechas recayeron sobre los interesados en mantener al país bajo control apartando del poder cualquier intento de modernización que pudiese estorbar los intereses de las compañías occidentales.

El 17 de enero de 1961, Patrice Emery Lumumba, el primer y único primer ministro elegido democráticamente en el Congo, fue asesinado seis meses des­pués de haber asumido su cargo.

Hábil negociador y hombra carismático, Lumumba había sido uno de los fundadores del Movimiento Nacional Congoleño, el MNC, y había sido elegido primer ministro del Congo después de las elecciones ce­lebradas en junio de 1960. En principio se esperaba de él que siguiese los dictados de las potencia occidentales, pero al comprobaerse que esto no iba a ser tan fácil sobrevino el asesinato, o esa es la teoría conspirativa más habitual.

Una vez acabada la segunda guerra mundial, las potencias europeas no estaban dispuestas a re­nunciar tan fácilmente a sus colonias. Durante la celebración del Día de la Independencia, el 30 de junio, Lumumba pronunció un discur­so denunciando las atrocidades cometidas por los belgas en el país. La colonización belga del Congo es posiblemente una de las más crueles, explotadoras y sanguinarias que se han ejercido a lo largo de los siglos, superando por mucha diferencia a cualquier atrocidad que hayan podido cometer españoles, franceses, o incluso británico. Sólo los holandeses pueden competir en este aspecto con los belgas. Recomendamos encarecidamente al lector que se informe un poco sobre lo que fue la terrible y casi desconocida colonización belga de El Congo.

Desde el momento en que se pronunció este discurso, Bélgica, incitada y apoyada por la CÍA —que temía que Lumumba virase hacia el comunismo—, hizo todo lo posi­ble para socavar su poder. A los pocos días el ejército se sublevó. La provincia de Katanga, en el sur del país, rica en yacimientos minera­les, se declaró independiente bajo Moishe Tsombe, un antiguo ene­migo de Lumumba, con la colaboración de las compañías mineras belgas, que pagaron mercenarios para apoyar esta insurrección.

Sin el cobre, el oro y el uranio de Katanga, la economía del Congo estaba arrumada. Finalmente, Lumumba fue arrestado des­pués de un golpe de Estado encabezado por el coronel Joseph Mobu­tu, nuevamente con la inapreciable ayuda de la CÍA. De lo que fue Mobutu sabemos ya de sobra como para entrar en detalles.

Lumumba fue trasladado de prisión en prisión y tratado brutalmente ante las cá­maras de televisión. Se convirtió en una causa célebre en el mundo y la URSS exigió su liberación en las Naciones Unidas, pero la CÍA de­cidió acabar con aquella situación embarazosa. Lumumba y sus compañeros detenidos, Maurice Mpolo y Joseph Okito, fueron fusi­lados por un pelotón de soldados katangueses en presencia de Tsombe.

Conclusión:

Aunque algunos afirman que la participación occidental en el asunto fue menor, y que se trató de una más de las cien mil guerras civiles africanas entre distintos grupos de poder, tribales, económicos, etc., nos parece demostrado que esta conspiración existió realmente y que efectivamente el derrocamiento y muerte de Lumumba fue instigado por una conspiración exterior.

Share

¿Por qué los nazis utilizaron Zyklon B, un pesticida, para exterminar a los judíos en lugar de otros gases conocidos mucho más tóxicos? Holocausto y Conspiración II

Una lata de Zyklon B. Puede observarse que un gas transportado así es más fácil de manejar que otras variedades…

Esta pregunta, repetida incesantemente por los negacionistas del Holocausto, constituye un0 de los mayores agujeros lógicos sobre el tema, y creemos que es buena idea tratar de aclarar el asunto, tan inmerso en el tema de las conspiraciones que tratamos en este blog.

Los revisionistas, normalmente responden que si los nazis hubieran querido utilizar gas para exterminar personas, se disponía de gases mucho más eficientes. El Zyklon-B es poco eficiente, salvo cuando se usa como agente fumigante. Entre los gases que podrían haberse utilizado, el más popular es el gas mostaza, conocido ya durante la I Guerra Mundial y de conocidos efectos devastadores.

Sin embargo, hay que pensar de una manera más amplia para llegar a la verdad:

El Zyklon B posiblemente no sea el gas más eficaz que se conocía en aquel momento, pero sigue siendo de todos modos extremadamente eficaz, y de hecho se ha utilizado en tiempos de paz en Estados Unidos para la ejecución de reos de muerte, aunque con algunas mejoras técnicas, lógicas por otra parte después de tantos años.

Además de su eficacia, hay que tener en cuenta otros factores:

-Era un gas barato y fácil de elaborar, que no despertaba sospechas entre los servicios secretos enemigos ni se corría el riesgo de que se confundiera con la intención de usar gases tóxicos con fines bélicos. ¿Qué sucedería si, durante un transporte, fuese alcanzado un tren con gas mostaza? Que podía desencadenarse el infierno para ambos bandos. Pero con el Zyklon B no se corría ese riesgo, y cabe recordar que, aunque disponían de ellas, los nazis se negaron tajantemente a usar armas químicas durante toda la guerra. Incluso en los momentos más desesperados.

Era un gas de varios usos. Además de para el exterminio podía utilizarse, efectivamente, para despiojar ropas y personas. De hecho, todo el mundo reconoce que más del 90 % del Zyklon B usado en Auschwitz se empleó para despiojar ropas y personas, y luchar así contra el tifus.  ( Gutman, Anatomy of the Auschwitz Death Camp, 1994, p. 215)

El Zyklon B es un gas muy fácil de almacenar, se empaqueta en latas y no necesita mayor cuidado en su manipulación. O sea, que es ideal para llevarlo de aquí para allá en tiempos de guerra, o en unas condiciones inferiores a las óptimas.

 

Conclusión:

El uso de este gas es perfectamente lógico y no desvirtúa en NADA la versión oficial sobre el Holocausto. Es más: en nuestra opinión refuerza la tesis de que se trataba de cometer un crimen a escala industrial, con criterios de optimización industrial, y parámetros de eficiencia industrial. Pudieron usarse otros productos, pero hubiesen resultado más caros, más arriesgados y, por ello, a fin de cuentas, menos eficientes. Si a ello unimos que su producción no podía levantar sospechas y que podía fabricarlo casi cualquier pequeña industria, tenemos que es lo más lógico del mundo. Por tanto, no hay aquí conspiración que valga: a despecho de los aficionados al cine de serie B, en el mundo real los malos son muy malos, pero nada idiotas.

 

www.javier-perez.es

 

Véase también:  Holcausto y Conspiración I y Holocausto y Conspiración III

Share

La conspiración para mantener el petróleo como energía principal del mundo

Máquina maravillosa que se ocultó en su día...

Un lugar común entre los amantes de las teorías conspiratorias es que se han inventado toda clase de artefactos que pueden aprovechar mejor la energía y que podrían funcionar con combustibles baratos y fáciles de obtener. Según esta tesis, ya estarían patentados distintos motores que funcionasen con combustibles como agua, aire comprimido y toda una serie de mejoras, pero estas patentes habrían sido compradas por las grandes petroleras para evitar que se les acabe el negocio, y así, comprando las patentes, con presiones y con amenazas en algunos casos, mantendrían su dominio de las fuentes de energía.

A este proceso, se añade muchas veces, se habrían sumado también los gobiernos, que obtienen descomunales ingresos a través de los impuestos a las gasolinas y demás derivados del petróleo, así como los fabricantes de automóviles, que perderían su posición dominante en favor de los fabricantes de los nuevos modelos, unos modelos, que recordémoslo, utilizan otra tecnología y no están sujetos a sus patentes ni sus derechos industriales.

La base de esta teoría es la misma que en otras muchas hipótesis conspirativas: existe una panacea, pero alguien la oculta. Y como alguien la oculta es normal que no la conozcamos, lo cual, por sí mismo, demuestra que alguien la oculta. O sea, y dicho finamente, que la falta de pruebas es lo que prueba que el crimen se ha cometido y además se ha ocultado. Estas cosas las hacía Stalin (véase Soltzenitsin y otros autores), pero hoy en día no es de recibo. Lo más que puede exigirse, y no es algo que siempre se consiga (véase el tema del Holocausto) es que todo pueda ser objeto de duda, todo se pueda replantear y todo sea discutible. Más allá de ahí tiene que imperar la lógica, o caeremos de bruces en la más necia superchería.

En el tema que nos ocupa, no hay prueba alguna de que esos artilugios milagrosos existan, y en cambio, hay cientos de pruebas de que cada vez que se hace un mínimo avance en ese sentido, se le da toda la publicidad del mundo, más incluso de la prudente. ¿Quién no ha visto reportajes sobre extraños coches solares?, ¿quién no ha leído algo a  estas alturas sobre el famoso coche con el motor de aire comprimido?, ¿quién no conoce los coches híbridos y hasta algunos pequeños automóviles eléctricos?

Lo cierto es que todos los avances en este campo han disfrutado de una enorme publicidad, y si no se sabe más es, muy probablemente, porque no se ha podido avanzar más.

Suponer en estos momentos que las compañías petroleras comprarían una patente maravillosa para no explotarla, es como pensar que Apple va a ocultar el próximo modelo de Iphone para no ganar dinero. No en vano, esa patente valdría más que todo el petróleo, igual que vale más Apple que Volkswagen, por poner un ejemplo.

 

Conclusión:

Esta teoría conspirativa pertenece al grupo de las tonterías optimistas. Se basa fundamentalmente en que no estamos a punto de acabar la energía, y nunca habrá un colapso si no somos prudentes, porque en cuanto eso suceda alguien agitará la varita mágica y resolverá el problema con un toque.

Lo cierto, nos tememos, es que las energías alternativas requieren para su implementación grandes cantidades de energía, tanta que a veces consumen más de la que producen (biodiésel) o requieren la explotación y tratamiento de grandes cantidades de materiales raros (solar) lo que hace muy compleja y poco rentable su instalación.

La razón de que se use el petróleo a pesar de ser escaso y contaminante no es otra que su eficiencia energética respecto a su precio. A media que su precio sube y su eficiencia baja (porque está bajando), hay otras energías que se vuelven más competitivas  y se extienden. Pero se trata de una razón económica y no de una patente que estaba oculta. El molino de viento, por ejemplo, no proviene de una patente oculta…

www.javier-perez.es

Share

¿Qué son las operaciones de bandera falsa?

Estos artículos hay que ilustrarlos siempre con la bandera propia, para que no se ofenda nadie...

Dentro de la temática que abordamos, sobre conspiraciones en general, merecen un estudio aparte las conspiraciones conocidas como “operaciones de bandera falsa”. Por supuesto, como en todo los tipos, las hay que son comprobables y las hay que son simplemente fantasía de paranoicos, pero no está de más acercarnos al concepto.

Las operaciones de bandera falsa son operaciones encubiertas organizadas por gobiernos, corporaciones y otras organizaciones, pensadas para dar la impresión de que es otro el que las realiza y no su verdadero responsable. No se trata, por tanto, de conseguir un objetivo, sino de culpar a otro de estas operaciones  para, después, y sólo después, conseguir lo que se pretendía.

Estas operaciones son muy antiguas y ya desde tiempos de los babilonios se habla de casos de ejércitos que enarbolaban banderas distintas a las suyas para, de este modo, romper o crear alianzas. Las operaciones de bandera falsa están estrictamente prohibidas en tiempos de guerra y la Convención de Ginebra reconoce el derecho a fusilar de inmediato a cualquier combatiente enemigo alñ que se sorprenda vistiendo un uniforme distinto del de su propio bando.

Las técnicas de bandera falsa son muy utilizadas en espionaje para reclutar agentes para espionaje o robo de documentos sensibles, convenciéndolos de que trabajan para gobiernos amigos o el gobierno propio. Esta técnica también se usa para atrapar espías, mediante el uso de un agente que posa como espía del otro lado. Esta técnica es típica de los servicios secretos israelíes, que captan seguidores de la causa palestina para después llegar, a través de ellos, a los activistas veteranos. Con algunos matices, este es el tema que aborda la conocida novela “la chica del tambor”, de John Le Carre”.

Según afirma Wikipedia, ” En la guerra naval En guerras navales esta practica se considera aceptable permitiendo arriar la bandera falsa e izar la bandera nacional adecuada antes del combate. Los cruceros operaron de esta manera en ambas Guerras Mundiales. Los Q-boats británicos fueron notorios en este comportamiento, lo cual fue usado por Alemania para una Guerra submarina sin límites. En el ejemplo más notable, el crucero alemán auxiliar Kormoran, atacante de comercio inglés, sorprendió y hundió al Crucero auxiliar HMAS Sydney en 1941, causando la mayor pérdida de vidas registrada en un navío de guerra australiano”

En la guerra terrestre , el uso de bandera falsa es similar a la guerra naval. El caso más famoso que se conoce es la Operación Greif, de Otto Skorzeny, en la que un grupo de soldados alemanes se hicieron pasar por norteamericanos tras el desembarco de Normandía, causando grandes pérdidas y un enorme desconcierto en las filas norteamericanas.

A continuación, y basándonos en distintas fuentes, citaremos algunas operaciones de bandera falsa, unas comprobadas y otras simplemente supuestas:

LAS SIGUIENTES SE CONSIDERAN VERIFICADAS:

 

1820 – En Chile, durante la Toma de Valdivia, la escuadra chilena al mando de Lord Thomas Cochrane se acerca a la bahía de Corral enarbolando la bandera española.

1865 – En 1865 sucedió la Batalla de Papudo en donde un barco de Chile utilizó la bandera de Gran Bretaña para sorprender en el ataque a un barco español durante una guerra.

1931 — En 1931 ocurrió el Incidente de Mukden, en el que oficiales japoneses fabricaron un pretexto para anexarse Manchuria volando una sección de vía férrea. Más tarde reclamarían el secuestro falso de uno de sus soldados en el Incidente del Puente de Marco Polo como excusa para la invasión de China.

1939 — En 1939, la Unión Soviética cañoneó Mainila en el límite con Finlandia, provocando bajas. Este Cañoneo de Mainila fue usado como justificación para invadir Finlandia.

1939 — En el incidente Gleiwitz de 1939, Reinhard Heydrich de la Alemania Nazi fabricó evidencia de un «ataque polaco» para movilizar a la opinión pública alemana, y fabricar una justificación falsa, para la Guerra con Polonia. Esto, con otras operaciones de falsa bandera de la Operación Himmler movilizaron el apoyo de la población alemana para el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

1954 — Asunto Lavon (Lavon Affair) al escándalo generado por la Operación encubierta israelí en Egipto conocida como «Operation Susannah», en la cual bienes egipcios, estadounidenses y británicos en Egipto fueron atacados durante el verano de 1954. Se conoció como el «Asunto Lavon» después de que el ministro de Defensa israelí Pinhas Lavon fuese obligado a dimitir a causa del incidente. Israel admitió su responsabilidad en 2005.2 2005 — En el 2005 en Basora3 4 5 6 la policía iraquí detuvo a soldados británicos del Regimiento de Reconocimiento Especial. La policía alegaba que los soldados disparaban a las fuerzas de seguridad iraquíes e intentaban colocar bombas simulando ser terroristas. Los soldados fueron liberados a la fuerza por el ejército británico mediante la destrucción de la cárcel donde estaban detenidos.

2008 – La Operación Jaque (en referencia al Jaque del ajedrez y por la inicial del mes de la operación, julio) llevada a cabo por el ejercito de Colombia durante el gobierno de Álvaro Uribe para liberar a secuestrados en poder del grupo guerrillero FARC el 2 de julio de 2008. En la ejecución de la operación se utilizaron símbolos y uniformes propios de la Cruz Roja Internacional, lo cual generó polémica posteriormente menguada debido a que dicha operación no correspondía a una acción bélica.

 

LAS SIGUIENTES SIGUEN PERMANECIENDO DUDOSAS Y PUEDEN SER SIMPLEMENTE HECHOS FANTASIOSOS U OBJETO DE CONTROVERSIA:

 

1898 – El hundimiento del USS Maine (ACR-1)La primera teoría es que trató de una explosión provocada, bien por patriotas cubanos pro-españoles, marinos españoles, insurgentes cubanos o marinos estadounidenses interesados en provocar el desencadenamiento de la guerra mediante una operación de bandera falsa, se habrían acercado al buque en la oscuridad y adosaron una mina a la proa del Maine.

La segunda teoría es que la detonación se produjo accidentalmente en los pañoles de munición, por una explosión espontánea de polvo de carbón de una carbonera imprudentemente localizada junto a la santabárbara de la nave.

En nuestra opinión, y dada la trayectoria de los Estados Unidos en esta clase de asuntos, nos inclinamos por considerarla verificada, pero objetivamente no podemos hacer tal cosa.

1933 — El Incendio del Reichstag del 27 de febrero de 1933 fue atribuido por el gobierno recientemente electo de Adolf Hitler a los comunistas y socialistas pero siempre se ha discutido si no fue orquestrado por los mismos Nazis para declarar el estado de emergencia y poder pasar leyes a decretos, sin la intervención del parlamento.

Nos pasa como con la anterior. Casi damos pro hecho que fueron los propios nazis, aunque es imposible de asegurar objetivamente.

1999 — El ex oficial del GRU, Aleksey Galkin,12 el ex oficial Aleksandr Litvinenko13 y otros delatores en el gobierno ruso afirmaron que en los Bombazos de los Edificios en Rusia de 1999 que precipitaron la Segunda Guerra Chechena fueron operaciones de falsa bandera preparadas por el FSB, sucesor del KGB.

2004- Los atentados de los trenes de Madrid son considerados pro algunos como operaciones de bandera falsa, ya que el posterior proceso nunca encontró ni a los autores materiales ni a los autores intelectuales. No obstante, al no poder determinarse quién podría ser el responsable y al carecer de pruebas concluyentes sobre ello, no pasa de ser una conjetura sostenida por algunos medios de comunicación. En otro artículo trataremos de analizar este asunto.

 

Conclusión:

Los servicios secretos de todas las nacionalidades, y en todas las épocas, han sentido predilección por esta clase de operaciones. Las operaciones de bandera falsa existen pero no son todas las que se atribuyen a esta técnica.

Share

300x260 [Site Wide - Sidebar]

© 2017 Conspiración. All Rights Reserved. Log in - Designed by Gabfire Themes