web analytics
W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

La patraña de los niños índigo. Cuando el racismo se viste de seda.

La patraña de los niños azules

A través de Menéame.net y concretamente de un comentario de Nasc, nos hacen llegar una de esas tonterías actuales que casi obligan a crear una nueva categoría de majaderías feroces. Se trata de los niños índigo.

Quizás para dar idea de la magnitud de la bobada baste con decir que niños índigo, originalmente, son aquellos que tienen el aura azulada y constituyen un nuevo paso en la evolución de la Hamanidad. A nuestro entender, simplemente una estafa con tintes racistas.

Y estamos además ante uno de esos tipos de racismo casi encubierto, como el de la gente que lucha por convencernos de que cada raza de perro tiene sus peculiares características, dejando entrever su creencia de que las mínimas variaciones raciales constituyen diferencias apreciables. El racismo humano no es más que eso, pero dicho claramente, sin la cobardía del que tira la piedra y esconde la mano. Con otras cobardías, pero sin esa.

Dando vistazo a Wikipedia y algunas otras fuentes, vemos que el término niños índigo es utilizado en por los adeptos de la llamada “Corriente de la Nueva Era” o New Age para referirse a aquellos niños que supuestamente representarían un estado superior de la evolución humana, más desapegado de lo material y más proclive a las habilidades espirituales y que constituiría un nuevo estado de entendimiento con el entorno y la cosmología.

Según sea la corriente que sigan los padres dentro del New Age, así serán las virtudes, poderes y propiedades que atribuyen a los niños Índigo. Algunos prefieren decir que estos niños tendrían poderes como la telepatía, la comunicación con los animales, la visión más allá de lo real, o simplemente una mayor capacidad para entender su entorno, incrementando lo que ahora se ha dado en llamar inteligencia emocional y que no es más que habilidad social.

Como para todo hay quien intente sacar tajada, desde los años ochenta se crearon escuelas para la formación de estos niños de aura azulada, que según las teorías teofísicas son los encargados de liderar el paso de la Humanidad a la Nueva Era de Acuario .

En cuanto a los orígenes de este movimiento, el término “niños índigo” se origina en el libro del año 1982 “Understanding Your Life Through Color” (Comprendiendo tu vida a través del color) de Nancy Ann Tappe, una científica autodidacta (sic), o sea, sin título alguno, que decía ser capaz de visualizar el aura de las personas. Lo que puede ser eso del aura lo dejamos para otra entrada, si tenemos ganas. En su momento,m esta mujer afirmó que estaba observando un incremento de los niños que nacían con el aura azulada, llegando en los ochenta y los noventa a caso uno de cada cinco.

Según los autores de esta corriente, además de las propiedades paranormales de las que ya hemos hablado, los niños índigo poseen características como una mayor intuición, espontaneidad (eufemismo por mala educación, entiendo yo), rechazo a una moralidad estricta ( eufemismo por mala educación, entiendo yo una vez más) y una gran imaginación, incluyéndose en su catálogo todo tipo de sandeces como la telequinesis, la clarividencia, la piroquinesis o la capacidad de sanación.

También afirman sus creyentes que estos niños poseen un fuerte sentimiento para generar una diferencia significativa en el mundo, y se encuentran naturalmente inclinados a temas relacionados con la espiritualidad, el ocultismo y el esoterismo.

 

Conclusión:

En primer lugar, lo que estamos viendo es una nueva corriente que habla de lo muy distintos y especiales que son los niños, algo que siempre estarán dispuesto a a creer ciertos padres, y que no hace sino señalar castras, o clase raciales dependiendo del nacimiento. Es racismo,  sin paliativos, por mucho que se intente disfrazar de cualquier cosa.

Como además estamos ante una creencia que hace mejores a tus niños que a los de los demás, parece un campo abonado para toda la amplia gama de tontos que circulan por ahí, creyendo que lo suyo es necesariamente mejor, aunque no se pueda apreciar a simple vista.

Incluso si atendemos a las opiniones científicas, parece ser que muchos pedagogos y psiquiatras señalan la creciente ineptitud de los sistemas educativos para tratar la agresividad de algunos niños y niñas como causa para buscarse un pretexto tan flojo como este que explique su fracaso. De este modo, la creencia en niños índigo es en realidad una reacción de “rebeldía” de los padres hacia sistemas educativos que no permiten a sus hijos hacer lo que les dé la gana y que les crean conflictos, exigiéndoles que les impongan unas normas a sus hijos, algo que, por costoso, algunos padres no están dispuestos a sumir, haciendo recaer sobre el sistema educativo la obligación de lidiar con esos niños medio asilvestrados.

Otra razón para creer en niños índigo es el miedo de los padres a que su hijo tenga un problema psíquico o una disfunción. Por miedo a que loa niños puedan ser inferiores de algún modo, convierten la necesidad en virtud y los hacen superiores por razones indemostrables, quedándose ellos más tranquilos y trasladando el problema fuera.

Share

Masonería, Hiroshima y Nagasaki

Harry Truman.

La manía conspirativa no tiene límites. Poco a poco iremos viendo teorías realmente sorprendentes, pero esta de la que nos vamos a ocupar hoy es una de las más llamativas por su atrevimiento y extravagancia.

Esto es más o menos lo que dicen los adeptos de semejante dislate:

Según alguna fuentes, y el presidente no lo comentaba ni lo desmentía, el presidente de los Estados Unidos Harry S. Truman, alcanzó el 32° grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, ordenó el bombardeo atómico sobre Hiroshima y Nagasaki, escogiendo estas dos ciudades por hallarse cercanas al paralelo 33.

El número 33 forma parte de la numerología ritual masónica y es una señal para sus adeptos.

Para celebrarlo, en octubre de aquel mismo año, Truman fue elegido para el grado 33°

Este hecho se ampara además en que estas dos ciudades eran, estadísticamente, las que más cristianos albergaban en todo Japón, siendo el cristianismo el principal enemigo la masonería.

El dia elegido para los bombardeos ( el 6 de agosto), es la fiesta católica de la Transfiguración de Jesús, el dia en el que los catolicos conmemoran la transfiguración de Jesús con estas palabras textuales de los evangelios:“y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz

El acto de lanzar la bomba atómica sobre los cristianos esa misma fecha, supone un símbolo satánico, por oposición entre la transfiguración de Jesús y el rostro luminoso de Lucifer.

Conclusión:

Desde nuestro punto de vista, el bombardeo de Hiroshima y Nagasaki no se justifica por razones militares, ya que se trataba de dos ciudades sin fábricas de armamentos ni presencia militar significativa. Como objetivos estratégicos tampoco valían gran cosa. Por tanto, hay que concluir que las dos bombas atómicas que se arrojaron sobre ellas fueron sendos actos de terrorismo a gran escala, en el sentido estricto dela definición de terrorismo. Por lo demás, nadie duda que este tipo de bombardeos están incursos en los actos tipificados como crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad. Prueba de ello es que por bombardeos mucho menores sobre población civil se han dictado condenas capitales. (Vease Hermann Göring en el proceso de Nuremberg)

No obstante lo antedicho, acusar del acto a las supuestas inclinaciones masónicas de un presidente norteamericano supera con mucho los límites de la ficción para entrar de lleno en el campo de la extravagancia.

Lo objetivo es que ni existen pruebas de que Harry Truman fuese masón, ni de que considerase lo antes narrado, ni de relación alguna entre los hechos y las doctrinas masónicas. Se trata de un simple crimen que ha quedado impune por el hecho de que lo cometió una potencia vencedora. Sólo eso.

 

Share

300x260 [Site Wide - Sidebar]

© 2017 Conspiración. All Rights Reserved. Log in - Designed by Gabfire Themes