web analytics
W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

La conspiración para mantener el petróleo como energía principal del mundo

Máquina maravillosa que se ocultó en su día...

Un lugar común entre los amantes de las teorías conspiratorias es que se han inventado toda clase de artefactos que pueden aprovechar mejor la energía y que podrían funcionar con combustibles baratos y fáciles de obtener. Según esta tesis, ya estarían patentados distintos motores que funcionasen con combustibles como agua, aire comprimido y toda una serie de mejoras, pero estas patentes habrían sido compradas por las grandes petroleras para evitar que se les acabe el negocio, y así, comprando las patentes, con presiones y con amenazas en algunos casos, mantendrían su dominio de las fuentes de energía.

A este proceso, se añade muchas veces, se habrían sumado también los gobiernos, que obtienen descomunales ingresos a través de los impuestos a las gasolinas y demás derivados del petróleo, así como los fabricantes de automóviles, que perderían su posición dominante en favor de los fabricantes de los nuevos modelos, unos modelos, que recordémoslo, utilizan otra tecnología y no están sujetos a sus patentes ni sus derechos industriales.

La base de esta teoría es la misma que en otras muchas hipótesis conspirativas: existe una panacea, pero alguien la oculta. Y como alguien la oculta es normal que no la conozcamos, lo cual, por sí mismo, demuestra que alguien la oculta. O sea, y dicho finamente, que la falta de pruebas es lo que prueba que el crimen se ha cometido y además se ha ocultado. Estas cosas las hacía Stalin (véase Soltzenitsin y otros autores), pero hoy en día no es de recibo. Lo más que puede exigirse, y no es algo que siempre se consiga (véase el tema del Holocausto) es que todo pueda ser objeto de duda, todo se pueda replantear y todo sea discutible. Más allá de ahí tiene que imperar la lógica, o caeremos de bruces en la más necia superchería.

En el tema que nos ocupa, no hay prueba alguna de que esos artilugios milagrosos existan, y en cambio, hay cientos de pruebas de que cada vez que se hace un mínimo avance en ese sentido, se le da toda la publicidad del mundo, más incluso de la prudente. ¿Quién no ha visto reportajes sobre extraños coches solares?, ¿quién no ha leído algo a  estas alturas sobre el famoso coche con el motor de aire comprimido?, ¿quién no conoce los coches híbridos y hasta algunos pequeños automóviles eléctricos?

Lo cierto es que todos los avances en este campo han disfrutado de una enorme publicidad, y si no se sabe más es, muy probablemente, porque no se ha podido avanzar más.

Suponer en estos momentos que las compañías petroleras comprarían una patente maravillosa para no explotarla, es como pensar que Apple va a ocultar el próximo modelo de Iphone para no ganar dinero. No en vano, esa patente valdría más que todo el petróleo, igual que vale más Apple que Volkswagen, por poner un ejemplo.

 

Conclusión:

Esta teoría conspirativa pertenece al grupo de las tonterías optimistas. Se basa fundamentalmente en que no estamos a punto de acabar la energía, y nunca habrá un colapso si no somos prudentes, porque en cuanto eso suceda alguien agitará la varita mágica y resolverá el problema con un toque.

Lo cierto, nos tememos, es que las energías alternativas requieren para su implementación grandes cantidades de energía, tanta que a veces consumen más de la que producen (biodiésel) o requieren la explotación y tratamiento de grandes cantidades de materiales raros (solar) lo que hace muy compleja y poco rentable su instalación.

La razón de que se use el petróleo a pesar de ser escaso y contaminante no es otra que su eficiencia energética respecto a su precio. A media que su precio sube y su eficiencia baja (porque está bajando), hay otras energías que se vuelven más competitivas  y se extienden. Pero se trata de una razón económica y no de una patente que estaba oculta. El molino de viento, por ejemplo, no proviene de una patente oculta…

www.javier-perez.es

Share

La operación MK Ultra para controlar la mente. Una locura real.

El objetivo del control mental.

En la declaración de principios de esta web nos comprometimos a tratar de distinguir las conspiraciones reales de aquellas teorías conspirativas que no cuentan con pruebas objetivas. O al menos a decir si tales pruebas existen o no. Pues bien: la operación MK Ultra de las investigaciones para el control de la mente fue una operación real y salió a la luz públicamente gracias a la comisión presidencial Rockefeller en 1975.

O sea que a veces, por rocambolesca e increíble que parezca una conspiración, hay posibilidades de que exista alguna mente igualmente rocambolesca y desquiciada que la haya ideado.

Según los datos que hizo públicos la mencionada comisión Rockefeller, el programa MK Ultra se inició por orden de Allen Dulles y Andrea Lagunas, el director del CIA, en al gún momento de 1953.  El primer jefe del programa fue Sidney Gottlieb.  El objetivo principal era producir una droga que obligara al sujeto a decir la verdad.  Pero había aproximadamente 150 proyectos de investigación en el programa, y aún no se conoce el propósito de todos ellos. El objeto final de esta droga se ha presentado en ocasiones como un trabajo humanitario, ya que evitaría el uso de la tortura para obtener información de prisioneros. Nos reservamos nuestra opinión al respecto…

En cuanto a las distintas facetas de este proyecto, se utilizaban para la elaboración de los materiales deseados tanto radiaciones como sustancias psicodélicas.También se usaron los barbitúricos y la anfetamina simultáneamente, un proceso que se abandonó debido a que la muerte de los interrogados era demasiado frecuente. Los sujetos de las pruebas eran empleados de la CIA, miembros de los servicios militares, médicos, otros agentes del gobierno, prostitutas, pacientes con enfermedades mentales y miembros del público, muchas veces sin que los involucrados supieran lo que se hacía con ellos ni se solicitara su consentimiento. Finalmente, los investigadores descartaron la LSD porque sus efectos resultaban imprevisibles.

En 1953, el proyecto MK Ultra consumía el seis por ciento del total del presupuesto de la CIA.

Este proyecto se dio a conocer al gran público cuando en diciembre de 1974 el New York Times publicó un reportaje sobre las actividades ilegales realizadas por la CIA en territorio norteamericano, algo considerado inadmisible pro la opinión pública, máxime si los sujetos de los experimentos eran ciudadanos norteamericanos.

Como la noticia ya había saltado, los responsables políticos no tuvieron más remedio que abrir las correspondientes investigaciones en el Congreso y surgió así la Comisión Rockefeller, que publicó los datos que se hoy se conocen.

Algunos casos de fallecimientos por causa de este proyecto llegaron de manera independiente a los tribunales. Este es el caso, por ejemplo, del doctor Frank Olson.

El caso Olson fue uno de los detonantes de que el caso llegase a la luz pública. Olson se había defenestrado desde el décimo piso de un edificio de Manhattan, aparentemente a consecuencia de un ataque de locura. Sorprendió en aquel entonces que el Consejo General de la CIA declarara que Olson había muerto «en acto de servicio». El suicida era químico al servicio del ejército y estaba participando en investigaciones secretas sobre los efectos del LSD en el cerebro humano, para conocer el modo de empleo de alucinógenos durante los interrogatorios.

La familia Olsen consiguió reabrir el caso en 1994, tras exhumar el cuerpo y hallar indicios de homicidio. La investigación, sin embargo, no consiguió encontrar pruebas concluyentes y cerró el caso en 1996.

Conclusión:


De los posibles resultados concretos de este experimento no se tienen datos objetivos, pro lo que atribuir a este experimento algunos supuestos sueros de la verdad o sustancias casi mágicas similares no pasa de simples conjeturas. Lo que sí está probado es que se gastaron ingentes cantidades de dinero en este proyecto y que el intento de conseguir estas sustancias es absolutamente real.

Share

300x260 [Site Wide - Sidebar]

© 2017 Conspiración. All Rights Reserved. Log in - Designed by Gabfire Themes